fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
image

Niños con Déficit de Atención

El trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), es un trastorno común de la infancia y puede afectar a los niños de distintas maneras. El TDAH hace que a un niño le sea difícil concentrarse y prestar atención. Algunos niños pueden ser hiperactivos o tener problemas para tener paciencia, puede hacer que a un niño le resulte difícil desempeñarse bien en la escuela o comportarse en su casa.

La etiología del TDAH es de base genética en más del 70 % de los casos, aunque también se asocia a gran prematuridad, consumo de tóxicos en el embarazo o altos niveles de estrés en el desarrollo del mismo.

Se sabe que los niños con este trastorno tienen problemas de impulsividad verbal, hablan cuando no corresponde y en exceso, e interrumpen a los demás. Asimismo, experimentan dificultades para controlar su conducta o sus síntomas motores, lo que les conduce a mostrar esa conducta hiperactiva, inquieta y agitada.

Evaluación y diagnóstico

La evaluación del TDAH es clínica, es decir, se fundamenta en la identificación de los síntomas. Estos síntomas deben estar presentes en varios ambientes habituales, por lo general casa y escuela.

Cuando el profesional inicia el proceso de evaluación busca identificar la frecuencia e intensidad de los síntomas, así como la repercusión que estos generan en el ambiente en varios niveles:

  • Social
  • Comportamental
  • Emocional
  • Aprendizaje

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

Brinde orientación y comprensión a su hijo.

No pierdas la paciencia, estimula su atención mediante juegos y actividades creativas. Revisa su agenda escolar para que puedas ayudarlo con sus tareas. 

Es importante que establezcas límites y felicites cuando haga sus tareas bien y fomentes su sentido del humor para motivarlo. En el colegio conversa con los profesores para que reconozcan sus habilidades, respeten sus diferencias y lo ayuden a encontrar estrategias para resolver sus problemas, y siempre felicítenlo por sus progresos.

Establece acuerdos (con beneficios y consecuencias), usando un calendario académico. Recuerda que de ello dependerá que su rendimiento escolar no disminuya.

Ofrecer información novedosa en soportes audiovisuales de tiempos cortos (2-5 minutos). Facilitando así las probabilidades de que mantengan el foco de atención durante un periodo corto de tiempo y ante un estímulo visual que resulta mucho más motivante.

Por otro lado, es recomendable reducir la carga de tareas mecánicas y de repetición tales como copiar enunciados, deberes etc. ya que la repetición mecánica aumenta las posibilidades de que comentan fallos por despiste o errores de exactitud, sin que ello implique una falta de comprensión del contenido o del procedimiento.

La mejor metodología que podemos emplear con nuestros chicos es aquella que se base en el aprender haciendo, es decir, a través de proyectos, trabajos cooperativos, experimentación etc.

En cuanto a los exámenes, estos deben estar secuenciados, entregando cada pregunta por separado, informando del tiempo del que disponen para cada pregunta y ayudándoles a gestionarlo. Es importante que leamos las preguntas con ellos y que si se bloquean no les estresemos metiéndoles prisa, o recordándoles la repercusión de no acabar a tiempo el examen.

Encuéntranos

Contamos con espacios únicos y confortables que ayudarán al desarrollo y aprendizaje de sus hijos.

Av. Simón Bolivar 850 - 870 Of 307 - Pueblo Libre

contacto@aprendeaincluirme.com

+51 942 654 522